vanguardia poética - surrealismo
Gladys Sica
poeta italo argentino contemporáneo

Con la poesía en Italia: hoy con Marco Saya

Traducción y presentación de Gladys Sica

 

Gladys Sica, Exposición Individual con lectura de poesía, Villa Casati Stampa "Omaggio alla donna" Milán, 2007.

Marcos Saya nació en Buenos Aires el 03.04.1953, donde vivió por tres años, luego
se transfirió a Río de Janeiro por siete años.
Desde el ’63 reside en Milán, operando además en el sector informático y en el musical con el jazz y blues de su guitarra.
Ha publicado: “Bambole di cera”(2001), “Raccontarsi”(2002),”Dirimpettaio”(2002),”Nei travagli di ogni attimo”(2003), “Noi atomi alla ricerca di un nucleo”(2005).
Participa a numerosos reading poéticos, importantes concursos y sitios web. Blog personal: www.poesiaoggi.splinder.com

La poesía de Marcos Saya en su último libro “Noi atomi alla ricerca di un nucleo” ahonda sus raíces directamente en la experiencia cotidiana de la vida que se vuelve mirada aguda y urgente; no es parte de vacíos ejercicios intelectuales que poco o nada pueden servir.
La búsqueda expresiva se mueve con un ritmo libre usando tanto la prosa poética como los versos largos o los sintéticos, experimentando con el sonido onomatopéyico de la palabra y también con los nuevos vocablos técnicos. Pero en esta aparente anarquía nunca el vínculo entre las palabras o el sentido final de un texto resulta artificial o la musicalidad forzada.
Un llamado, una reflexión penetrante y sensible sobre la condición humana -existencial y social al mismo tiempo- que no ofrece una rápida respuesta a los interrogantes y desalientos del vivir, pero sí vitales preguntas debajo de colores donde no faltan ironías y breves silencios en un presente que aparece confuso y asfixiante, por un motivo u otro, para toda nuestra humanidad.

En fin, una poesía de Marco Saya como denuncia de las aguas alienantes que inundan el espacio intimo o más verdadero de la existencia. Una poesía que se insinúa como una alarma y luego es cuchillo lúcido no inocente: terminará convirtiéndose en conciencia que nos libre?

Los sin techos

Milán, cuando desembarqué era bella, no obstante la “saudade” me enamoré de aquella neblinita que, entonces, se incrustaba entre las casas del barrio di “città studi”.
Han pasado más de cuarenta años, los amores pasan, también la ciudad cambia y aquella neblinita ha elegido otro amante...

El sesenta y ocho! Una gran bella añada, de origen controlada y garantizada! Entonces... vivíamos todos bajo un único techo, luego un vendaval lo ha destechado y ha caído como un castillo de cartas. Faltaban los fundamentos y las ideas se han perdido en el viento...

También los gavilanes no encuentran más paz. La civilización ha desfigurado la naturaleza, los espacios se estrechan y ELLOS vuelan siempre más en alto, sobre las nubes, única posibilidad contra el estrago de lo humano.

Aquel viejo sobre el banco del parque nunca habría pensado de estar sentado ahí cuando era joven y miraba a los viejos y sentía una profunda compasión por sus malestares.
Ahora reflexiona sobre el tiempo que lo ha condenado a muerte y ni siquiera el ver a los parientes ocasionales podrá darle aquel consuelo cuando la última sacudida se lo llevará...

La tecnología

Un mouse
Un keyboard
Un modem
Un monitor
Un floppy
Un cd-rom
Una workstation
Los miro
Los utilizo
Los exploto
Tengo compasión por ellos...
Sí...el retorno a los orígenes...
Pero...dónde está la gente?
Se ha perdido entre los cables?
Tragada del propio silencio?
Gente ruin...tiene miedo de hablar!
De encontrarse cara a cara
De comunicar con los ojos
Terror de una boca que te responde
Gusanos roídos por la indiferencia ajena
siempre más solos golpean las habituales teclas

De...
A...
CC...
Subject...
Envia

El extraño

El otro día he encontrado un albanés
Me preguntó si tenía fuego
Quería hablar
Hablamos
Desde nuestras diversidades
Teñíamos algo que decirnos...


Reposo
Noche

En el retiro
De la noche
Vago errante
Persigo la memoria
Que otro
Ama
Mi muerte
Te la regalo
En el crepúsculo
Soñoliento

 


Estimados poetas

Quién sabe por qué
cuando escribo que estoy triste
todos me responden: “dale, arriba...no estés triste!”

Quién sabe por qué
cuando escribo que estoy alegre
todos me responden: “afortunado vos, que sos feliz!”

Quién sabe por qué
cuando escribo que estoy enamorado
en coro me responden: yo me acabo de separar!”

Quién sabe por qué
estimados poetas
las emociones
no viajan nunca
al unísono y es casi
una molestia saber que el otro vive...

 

 

Exposición Individual con lectura de poesía, Villa Casati Stampa di Soncino "Omaggio alla donna" Milán, 2007.

  Copyright by © Gladys Sica
È vietata la riproduzione, stampa e/o diffusione in qualsiasi forma del testo e/o delle immagini senza il permesso o citazione dell'autore.